26/3/16

Película: La mujer de negro

La mujer de negro (James Watkins, 2012) es la adaptación de la novela homónima escrita por Susan Hill, todo un referente del terror gótico. La película es sumamente entretenida y cumple su cometido de manera fácil; sin embargo, como adaptación es más bien lamentable.

Esta cinta sigue los pasos del joven abogado Arthur Kipps, que por motivos laborales es enviado a un lugar remoto para vender la casa de una clienta que acaba de fallecer. Allí se tropieza con ciertas dificultades, los vecinos se muestran reacios a hablar sobre la casa y es que parece ser que en ella avita el espíritu de una mujer.

Con un punto de partida y elementos tan básicos del cine de suspense y terror, Watkins crea una película correcta, demostrando que con escasos medios se puede hacer un buen trabajo pero que está lejos de ser perfecto. La mujer de negro se apoya en un guion que flaquea en varios puntos, entre ellos que sigue un esquema narrativo típico, sencillo, algo forzado y de desarrollo desigual, pues el prólogo inicial sin ser tedioso resulta poco atrayente, luego la historia va creciendo hasta llegar al más que satisfactorio clímax final con secuencias realmente atractivas.

No obstante, su excelente escenografía y cuidada fotografía son necesarias para meter de lleno al espectador en la historia y ambos puntos ayudan enormemente a dotar al relato de mayor interés y son de lo mejorcito de la cinta.

También se podría decir que los personajes no salen de esa correción imperante, ya que el reparto sin sobresalir, cumple su cometido. Donde encontramos un notable Daniel Radcliffe en el papel protagonista y un secundario de lujo como Ciarán Hinds.

Resumiendo, La mujer de negro no es una película brillante. Aun así, sin destacar dentro del género, sí tiene lo suficiente para entretener al espectador y dejarlo más o menos complacido. Y como apunte final, os recomiendo encarecidamente que le deis una oportunidad a la estupenda novela en la que se inspira este metraje.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por haber leído la entrada y comentar!